Irene y Genesis querían darle un amigo a Casper, (adoptado por ellas a nosotros). Se enamoraron de Miko. Un gatito dulce rescatado de la calle en lamentable estado. Primero estuvo en acogida para ver si eran compatibles, y claro, una gato tan dulce y tan cariñoso, enseguida se hicieron inseparables. Miko (ahora Freddie) es poco delicado por su pasado de la calle. Pero a ellas no les importa y le quieren y miman igual que a Casper.